¿Cómo saber si has logrado superar su infidelidad realmente?
Psic. José Manuel Lomelí  
Tiempo de Lectura Aproximado: 4 minutos
¿Estás lidiando con el dolor de haber descubierto su infidelidad y te preguntas por cuánto tiempo más tendrás que seguir soportando todo ese malestar? Imagino que si estás leyendo estas líneas es porque esta es una pregunta que no puedes dejar de repetirte en tu cabeza.

El malestar llega a ser incluso tan fuerte que sientes que la ansiedad y la depresión se han convertido en una especie de “guardaespaldas” dispuestas a no despegarse de ti hasta en los lugares más seguros.

Y tienes razón, vivir todos los días con el dolor puede convertirse en algo insoportable. El problema es que muchas veces la incertidumbre que se genera tras descubrir una infidelidad hace que la ansiedad suba a niveles estratosféricos.

Si alguna vez has visitado el sótano del Ex Convento del Desierto de los Leones sabrás a qué me refiero. Si nunca has escuchado hablar de este lugar, te platico rápidamente por qué hago referencia a este sitio.

En la Ciudad de México (dentro de la actual Delegación Cuajimalpa para ser más precisos), la orden de los Carmelitas Descalzos, construyeron hace más de 400 años un convento donde poder vivir sus votos religiosos de silencio y soledad. Una de las partes más llamativas de la construcción de este convento es su sótano. ¿Por qué? 

Se cuenta que las reglas sobre guardar silencio eran tan estrictas, que el sótano era usado como lugar de castigo para aquellos monjes que desobedecían, teniendo que soportar varios días prisioneros, tanto de la soledad como de la oscuridad. ¿Suena aterrador? Seguro que sí.

Pero como te iba diciendo, la incertidumbre generada por una infidelidad hace que muchas personas se lleguen a sentir emocionalmente como aquellos monjes castigados dentro del sótano: sin apoyo y sin saber hacia dónde está la salida. 

Dejar atrás el dolor de una infidelidad implica atravesar por diversas etapas cuya velocidad varía de persona a persona y de relación a relación. Recorrer este camino se parece más a escalar una montaña: el camino es cuesta arriba y alcanzar la cima exige esfuerzo y resistencia. Lo curioso es que, mientras más arriba se está, más pequeño se ve todo lo que se va quedando detrás de nosotros. Sin embargo, en este proceso hay una gran diferencia con respecto a escalar una montaña: mientras más alto se llega, más fácil es respirar. 

De igual forma, lograr escalar de nivel depende del grado de conciencia que se va adquiriendo respecto de la infidelidad. Usualmente el significado que se le atribuye se va modificando y la persona se va liberando gradualmente de las cadenas del dolor. Por eso es que he escrito este artículo, para ayudarte a divisar hacia dónde está la salida y cuántos pasos necesitarás avanzar para lograrlo.

En el esquema inicial te comparto los 4 niveles que yo he observado en terapia con las personas que se están enfrentando a la infidelidad de su pareja.
1. Soportar la infidelidad: una persona que está en este nivel siente la infidelidad como una carga que hay que sobrellevar. Es la primera etapa debido al shock que acompaña a su descubrimiento. Los síntomas de depresión y ansiedad contribuyen a la sensación de traer cargando un enorme peso a cuestas. De igual forma, el shock hace que la persona sienta una desorientación muy grande con respecto a su vida. Es como un boxeador que está contra las cuerdas incapaz de bloquear los golpes del adversario, por lo que responder en ese estado es más complicado.

2. Vencer la infidelidad: esta etapa esta caracterizada por una actitud de resistencia. “Resistir” significa oponerse con fuerza a la acción de alguien. Una vez que el impacto emocional ha pasado (o al menos disminuido) y que ya no estamos “contra las cuerdas”, la persona encuentra cierta fuerza interior que usa para encarar a su pareja infiel. La he llamado “vencer la infidelidad” porque la persona engañada lo puede vivir como una batalla donde el objetivo es derrotar al enemigo, obligándolo a dominar sus pasiones, controlando sus acciones y presionándolo(a) para que se “porte bien”. El desgaste emocional es alto pues es parecido al que experimenta un soldado en pleno frente de guerra: se siente que el peligro puede aparecer por cualquier lado y en cualquier momento.

3. Superar la infidelidad: en este tercer nivel ya se está más cerca de la cima y el camino se siente menos arduo. “Superar” significa aventajar, exceder o ser superior a algo o a alguien. Puede haber 2 vertientes de esta etapa. Algunas personas terminan por sentirse superiores a sus parejas infieles, lo cual dificulta una reconstrucción de la relación, pues termina por crear un desequilibrio del poder. La otra opción es el tomar la experiencia del engaño como una forma de mejorar las propias cualidades sin que esto signifique ver a la pareja como un eterno enemigo. La infidelidad empieza a sentirse como un obstáculo casi superado, y se puede ver con más claridad la cumbre de la montaña. El perpetuo estado de combate en el que se vivía disminuye considerablemente.

4. Trascender la infidelidad: es una etapa donde se logra una comprensión más profunda y clara del por qué y del para qué de la infidelidad. Trascender implica “empezar a conocer algo que estaba oculto”. Esto puede incluir desde obtener información más clara y precisa de lo ocurrido, hasta el reconocimiento de aquellas cualidades y fortalezas que la persona engañada no sabía que poseía. La comprensión en esta etapa conlleva también la idea de “contener”, es decir, la persona ha logrado incorporar o terminado de asimilar la experiencia dentro de su mente. En términos más simples, la herida no sólo ha cerrado, sino que también ya ha cicatrizado. Tocarla ya no es doloroso, aunque siempre quedará la marca como recuerdo de la batalla.

Espero que esta breve descripción te ayude a definir con más claridad dónde te encuentras y qué puedes esperar ver más adelante en tu camino.

Por otro lado, no existe un tiempo de duración específico para cada uno de estos niveles. Mucho depende del tipo de infidelidad que estés enfrentando, del grado de conflicto y de agresión que haya en tu relación, así como de la disposición de tu pareja a cooperar para reconstruir la confianza. Obviamente, a mayor colaboración más rápido escalarás la montaña.
¿Te fueron infiel?
Grupo de Facebook

Sobre mí: 

Psicólogo, Sexólogo, Psicopedagogo y Educador Sexual.
¿DESEQUILIBRIO DEL PODER EN TU RELACIÓN?
ARTÍCULOS ANTERIORES